domingo, 27 de agosto de 2017

BÚSCOME SIGUE DICIENDO QUE EN CEUTA NO HAY PARQUES ADAPTADOS

Búscome traslada de nuevo una queja ciudadana. En este caso, la entidad reclama  " más empatía por parte de un Gobierno que hace adaptaciones y acomodaciones, pero todas relativas a mejorar la calidad de nuestros representantes y la élite de siempre, mientras las personas más vulnerables siguen esperando que la Ciudad piense alguna vez gestionar para ellos". 

" Aunque podríamos hablar de cualquier colectivo de personas vulnerables, o de más de la mitad de la población como son las mujeres, nos vamos a centrar en las personas con movilidad reducida, especialmente en los menores. Los niños y las niñas con problemas de movilidad no tienen ningún parque adaptado en Ceuta para jugar. Lejos ha quedado las promesas o las buenas intenciones, salvo que nuestros dirigentes tengan un problema de conceptualización sobre lo que es accesibilidad", dice Búscone. 
"Son muchas las familias las que se sienten discriminadas y observan que el ocio, el deporte y la cultura  están fuera de las posibilidades de las personas con discapacidad, salvo cuando alguna asociación decide solventar. En esta línea, y por poner un ejemplo, de nada sirve poner una zona adaptada en la playa de Ceuta y no disponer de sillas anfibias".  
Por último, Búscome recuerda que " sigue pendiente los pictogramas para los espacios públicos y centros de interés, así como protocolos en sitios estratégicos, como es el Hospital, para los niños y niñas con autismo, como existen en otros territorios, que haga prevenir conductas y anticipar situaciones vitales para la inclusión " 

viernes, 25 de agosto de 2017

BÚSCOME " EL INGESA DEBERÍA DE TENER ALGO MÁS DE HUMANIDAD"

Búscome lamenta " la salida que ha tenido el INGESA respecto a la denuncia que hemos hecho en relación a la falta de ambulancias del 061 que disponemos en nuestra ciudad, que es de la que nosotros hemos dejado constancia. Ya dijimos en la nota que había comarcas de 1.000 habitantes que tenían únicamente una, con un hospital cercano, por eso no entendemos que vea bien la existencia de dos, solo una con unidad médica. En primer lugar, porque aunque es cierto que las distancias son cortas, hay un colapso para acceder al hospital por las colas de la frontera o la falta de accesibilidad de algunas calles que dificultan el tránsito. Y en segundo lugar, porque ya hemos conocido casos de familiares que no han podido ser atendidos porque etiquetan según sean urgencias o emergencias". 
"Si han existido quejas por no haber en un momento determinado una ambulancia ya es motivo suficiente para que muestren más delicadeza y no hablen de números, pues la sanidad es calidad y servicio, no rentabilidad", narra la entidad. 
"Es bien sabido las carencias de recursos de un hospital donde la media de las citas es de seis meses, donde faltan especialistas, tratamientos y en ocasiones no pueden practicar operaciones por ausencia de material. Todo un despropósito", matiza la entidad, que concluye que " nosotros nos limitamos a transmitir inquietudes de la ciudadanía y únicamente basta preguntar a cualquier persona de Ceuta por este trato sanitario. Inquietudes que nada tienen que ver con el trabajo extra que realizan en muchas ocasiones quienes diariamente trabajan en el Hospital. Es un problema de gestión, no de quienes hacen lo que puede con lo que tienen". 

miércoles, 23 de agosto de 2017

RAMBLA. VÍCTIMAS Y VERDUGOS

El dolor que hemos sentido ha sido inmenso. Han atropellado a nuestro corazón y han lanzado un trueno a nuestras entrañas que ha hecho que durante días hayamos vivido mezclas de sentimientos imposibles de describir. 
Esta barbarie ha unido a personas de todo el mundo, de todas las culturas y religiones,  pero también ha sacado lo peor del ser humano. A veces el odio sale del miedo, creyendo que así estaremos más protegidos, sobre todo porque nos dejamos guiar por los perjuicios y el desconocimiento de la raíz del verdadero problema. Otras veces, la mayoría, el odio se manifiesta usando  como tapadera el atentado. En verdad, el odio es un síntoma claro del fanatismo y la sinrazón. Personas sin escrúpulos, vacías de alma y creyentes de una superioridad sobrehumana. 
Por más que se diga que ocho de que diez víctimas del Daesh son musulmanes, da igual. Por más que se diga que lo único que une a quienes cruzan las fronteras con los terroristas son los atentados que padecen  a diario, da igual. Por más que digas que la comunidad islámica colabora directamente con los cuerpos y fuerzas de seguridad y que son los primeros que denuncian el radicalismo, da igual. Por más que digas que lanzando discursos islamofóbicos das alas a estos asesinos y contribuyes a que sigan atentado, que es lo que buscan, da igual. 
Nada de esto sirve. Y no únicamente no sirve, sino que acabamos culpabilizando y convirtiendo a víctimas en verdugos. Acabamos pidiendo que cierren las fronteras y que se expulse a quienes profesan el islam. 
Luego están los que se creen con la potestad de salir pidiendo que la población musulmana condene, en modo de coacción y como insinuación a su complicidad con el atentado y los terroristas. 
Pero como ya dije una vez, nadie reflexiona sobre el hecho de que los mismo países que se lamentan y a los que bombardean son los que subvencionan a estos grupos terroristas y han provocado el enredo en Oriente Medio. Así que insisto, es la guerra del terror, no es la guerra del islam. 

Pero con este atentado no ha salido únicamente el odio al islam, también al catalán. 
Aquí no voy a entrar en el debate suscitado sobre las competencias en materia de seguridad y el idioma que se usó para retransmitir las distintas ruedas de prensa. No haré política de ello. Ni siquiera lo considero en estos momentos importante. 
Tampoco le diré nada a Podemos en relación a su papel como observador. 
Lo que sí diré es que me considero de izquierdas, feminista  y republicana. Creo que nadie puede darme lecciones, sobre todo cuando he llegado a escuchar muchas veces que yo no podría nunca liderar algo en Ceuta o tener un puesto alto en unas listas electorales precisamente por mi actitud e imagen, siendo Ceuta una ciudad conservadora. 
Esto último me ha dado igual porque han quedado demostradas muchas cosas, sobre todo mis intenciones y mi lealtad al proyecto que defiendo. 
La política es un instrumento y nunca podrán manipular mis pensamientos, nunca tendré miedo a decir lo que creo. Dicho esto, si de algo estoy orgullosa del PSOE es de su papel de Estado, ese papel que ha tenido siempre en los años que hemos gobernado y cuando hemos estado en oposición. Por eso voté en abstención en el Comité Federal y, por eso, rechazo profundamente las posiciones que se alejan del pacto antiterrorista.  
El terrorismo únicamente se combate con unidad y aquí no hago ninguna diferencia con el Partido Popular, ninguna. Como dijo Rubalcaba, con unidad se pudo combatir a ETA y con unidad se tendrá que acabar con Daesh. Con unidad y sin miedo, sin odio, sin complejos, sin dividir. 
Juntos y con la imagen de miles de ciudadanos y ciudadanas dándonos una lección de humanidad, empatía y valentía en la Rambla. 

martes, 22 de agosto de 2017

BÚSCOME EXIGE MÁS AMBULANCIAS PARA CEUTA

Búscome, siguiendo con las reivindicaciones ciudadanas, quiere instar al INGESA a que "inicie de inmediato los trámites oportunos para aumentar el número de ambulancias en nuestra ciudad, pues no es normal que teniendo casi 90.000 habitantes, y añadiendo los colapsos de la frontera, contemos únicamente con dos unidades, y una solamente con equipo médico". 
"Tras haber preguntado en varios territorios, tenemos constancia de que en comarcas de 1.000 y 2.000 cuentan con una e incluso dos, por lo que desde Búscome ya le ahorramos al INGESA a que no haga una interpretación acerca de que por el número de habitantes no necesitamos más, sobre todo cuando recalcamos los inconvenientes de una ciudad como Ceuta donde hay colapsos con el tráfico y calles difíciles de acceder".
" En estos días una familia que reside en la calle Alcalá Del Valle tuvo que llevar en un coche particular a un familiar, puesto que no había ninguna ambulancias disponible, encontrándose una en la cola de la frontera. Pudo acceder al Hospital gracias a la Guardia Civil. Una vez que se le dio el alta, esta familia tuvo que volver una vez más a requerir los servicios de la ambulancia. A las cuatro de la madrugada no había ninguna disponible y estuvieron guiados telefónicamente por el servicio médico. Ya por la mañana, tras tres llamadas seguidas y después de media hora fueron atendidos. La tensión del paciente estaba a 7/4, pero la ambulancia que enviaron fue la que no tenía personal médico. El hombre cuando se puso de pie se cayó al suelo y es cuando los mismos técnicos de la ambulancia avisa al médico para que venga". 
Búscome continúa narrando que " por vivir en esa calle que hemos descrito al principio, y que permanece cortada, tuvieron que sacar al hombre con una manta porque no cabía ni la camilla, es decir, situaciones completamente tercermundistas". 
"La familia ha tenido un final duro porque el hombre acabó falleciendo, por circunstancias ajenas a lo que desde aquí hemos descrito. Decir que la atención directa tanto del personal del Hospital, como el de la ambulancia, ha sido muy buena y que lo único que se denuncia y reivindica es mayor dotación de recursos y alternativas para las zonas inaccesibles", concluye Búscome, que como propuesta matiza que " en algunos países usan motos como ambulancias, que no tienen todo lo necesario, pero sí son eficaces para primeros auxilios".

lunes, 21 de agosto de 2017

¿Otra vez el Burkini?

Hace justo un año publiqué un artículo sobre el uso del Burkini y la doble moral, esa moral que te hace opinar a base de contradicciones entre quienes están a favor o en contra. Era curioso observar a cargos del Partido Popular posicionarse a favor de la libertad de usar esa ropa de baño homologada, que todo hay que decirlo, sobre todo para quienes ignoran que sí existe una norma que especifica qué se puede usar o no, y luego estar en contra de la libertad de una mujer para decidir sobre su maternidad. O haber leído actitudes negativas e insultos hacia quienes rechazaban esta prenda, asegurando que todas lo hacen por libertad, pero luego se echaban las manos a la cabeza cuando una servidora denunció el discurso retransmitido por Benaissa en una televisión pública, que obligaba a las mujeres a no usar tacones ni airarse con perfume, pues entonces serían unas fornicadoras, vamos, lo que comúnmente se llama "una puta". 
 Creía que no debería de posicionarme más con esta polémica, que el tema estaba superado, que ya habíamos entendido que lo que menos se le debe de hacer a una mujer es usar la técnica de la prohibición sobre una vestimenta porque entonces estaremos consiguiendo su revictimización y su aislamiento. 
Si a mí me preguntan si me gusta ver a una mujer tapada hasta el suspiro de su aliento, diría que no. De la misma manera que siento humillación cuando usan el cuerpo de la mujer como objeto sexual o mercancía y la ponen medio desnuda para vender un coche, algo que no me impide a la vez practicar el nudismo. Pero el problema no soy yo, es la sociedad. Y la clave no es mi opinión, sino lo que yo puedo hacer para cambiar el orden establecido de las cosas. 
Precisamente esto fue lo que dije a raíz de la polémica que se vivió en Francia: 
"Dudo que una mayoría lo hagan por libertad, tal vez porque piensan que es lo correcto, lo que tienen que hacer, lo normal, como también es normal que sea la mujer la que tenga que ir con transparencias en diciembre para dar las uvas, al lado de un hombre bien tapado para no pasar frío, o como es normal que las mujeres sean las que se cojan la baja maternal. Puede que algunas se sientan cómodas y no estén condicionadas por la sociedad, pero basta que exista una única mujer obligada, para que nuestras herramientas tengan que ir centradas en la pedagogía de su liberación. Dicho esto, rechazo rotundamente que se multen a las mujeres por llevar Burkini, que es lo que más se está escuchando ahora en verano, porque las estamos convirtiendo doblemente en víctimas. Estas medidas no buscan proteger los derechos de las mujeres, sino legislar sobre ellas, es decir, seguir dominado. Prohibir lo único que vamos a conseguir es que dejen de ir a los espacios públicos, porque repito, son ellas y solamente ellas las que tienen que decidir cómo y con qué vestir.". 
Pero es que llevo dos días levantándome con dos artículos acerca del uso de esta prenda que lo único que hacen es segregar, discriminar y dividir aun más de lo que estamos. 
Con todos mis respetos, estas mujeres que han escrito esas reflexiones en los medios de comunicación lo que menos buscan es el empoderamiento y la lucha por la libertad. Estas mujeres han basado sus argumentos en la higiene y en las conductas cívicas, o lo que es peor, han definido lo que a ellas de manera individual les incomoda o no ver en el Parque Marítimo de Ceuta, sin pesar en las consecuencias. Hablo del Parque Marítimo de Ceuta, pero recordemos que en Marsella han obligado a una mujer que usó el Burkini a pagar por la desinfección. 
Siguiendo con Ceuta y para que yo me entere, porque así lo han reflejado en esas notas enviada a la prensa y que han suscitado de nuevo el racismo más feroz, ¿es igual de guarro usar el burkini que escupir o mear en la piscina? ¿Usar el burkini te hace no tener higiene? ¿ Es una ofensa para unos niños ver unos pechos descubiertos, pero se soporta, igual que se soporta que familias enteras reserven unas tumbonas para que luego no se usen? 
¡Menuda mezcla, menuda profundización sobre algo tan sumamente delicado! 
Es idéntico a lo que realizan muchos ayuntamientos cuando prohíben la prostitución por la mala imagen social que provoca, no porque sea una esclavitud y una forma de violencia contra la mujer. No por protegerlas. 
En definitiva, hemos sido testigos de dos entornos que únicamente buscan ver quienes culturalmente incumplen más unas normas básicas de convivencia. Unos entornos que discuten qué es más digno, si ir tapada o desnuda. Dos entornos que se basan más en el yo que en el nosotros. Dos entornos que reflejan muy bien los compartimentos de una sociedad que no empatizan entre sí, que únicamente se soportan por culpa de unos metros cuadrados que obligan a coexistir. 
Unos compartimentos que han olvidado los verdaderos valores de la reivindicación de una Inclusión que justamente se consigue a base del respeto. 
¿Mientras? Yo seguiré apostando por el equilibrio y por la defensa de unos derechos que hagan que las mujeres dejen de ser la diana de todas las críticas. 
¿ El limite? El límite lo ponemos nosotras nada más. 

domingo, 20 de agosto de 2017

BÚSCOME SIGUE VIENDO CARENCIAS EN EDUCACIÓN

Búscome, ahora que empieza el periodo escolar, insiste en "la importancia de aunar esfuerzos para que la calidad de la enseñanza no se deteriore en Ceuta. Una ciudad que, por las características que tiene, debe de tener un proyecto educativo común y elaborado por Ceuta, no por Madrid. Para eso, y aprovechando que viene el Día de Ceuta, es vital tener ciertas competencias en educación, sobre todo en lo relacionado con lo curricular y estar presente en la Conferencia Sectorial de Educacion para velar por nuestros intereses y nuestras necesidades". 
En este sentido, " desde Búscome siempre vamos a creer que hay muchas cosas que se tienen que mejorar, entre ellas el aumento de las vacantes. Sabemos que son muchos los centros donde siguen teniendo carencias básicas de personal, así como de obras y mantenimiento de muchos desperfectos que ya se han dado por buenos". 
Además, " volvemos a repetir que en Madrid no tienen conciencia en la organización y no entendemos que las solicitudes de becas salgan en un mes de agosto cuando la mayoría del personal que colabora está de vacaciones, perjudicando esto a muchas familias que pueden cometer errores a la hora de rellenar las becas, pues recordamos que es en el colegio donde se hacen en su mayoría". 
Asimismo, " nos hacemos eco de las incertidumbres de muchos interinos que no saben cómo se va a medir el rendimiento en los colegios respecto a la posibilidad de ser sancionados, esperando que no sea según los resultados con el alumnado. En esta línea, más que preocuparse por el rendimiento de un cuerpo que hace una labor imprescindible, deberían de valorar el rendimiento de quienes legislan y gobiernan, además de agilizar el Pacto por la Educación y la implantación de nuevo de educación por la ciudadanía". 
Por último, " son muchas las familias las que siguen sin tener acceso a libros de texto, creemos necesario hacer este banco extensible como en otros territorios y aumentar más el presupuesto en la educación y necesidades básicas, para que no se fomente la desigualdad"

viernes, 18 de agosto de 2017

BÚSCOME CONDENA EL ATENTADO TERRORISTA Y PIDE UNIDAD

Búscome, como asociación contra la discriminación, condena "el atentado terrorista producido en Barcelona" y expresa su "máxima repulsa contra esta barbarie. Es un atentado a la democracia de las libertades y a los valores por los que continuamente estamos luchando. Nuestras condolencias para las víctimas y sus familiares y nuestro mensaje de unión para combatir a este grupo de asesinos". 
Búscome confía en que " los distintos partidos políticos van a seguir estando a la altura, como siempre han estado, para frenar el peor de los errores que causa el terrorismo. Por eso, todas nuestras fuerzas para quienes ahora y siempre están al frente para combatir a estas bandas organizadas, sobre todo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado".
Búscome confía en que " el único camino para ganarle al terror, además de la seguridad es la educación. Y en esta línea también queremos condenar todos los ataques racistas que se están produciendo en nuestro entorno cercano y en las redes. Recordamos que ocho de cada diez víctimas por el terrorismo de Daesh son musulmanes y que huyen de sus países precisamente por las mismas consecuencias que vivimos ayer. El islam y la religión no tienen nada que ver con el fanatismo y en nuestra lucha por la igualdad nos parece tremendo que exijamos que la comunidad islámica condene cuando siempre lo han hecho y han estado en todas las concentraciones. Convertimos víctimas en verdugos".
Por último, Búscome aplaude " el ejemplo de tolerancia, respeto y convivencia que ha tenido Barcelona"